Actualidad

Leyendas que inspiran a leyendas

Una entrevista exclusiva con Michael Phelps y Léon Marchand.

21 junio, 2024
entrevista con michael phelps y leon marchand

OMEGA ha entrevistado a sus embajadores, Michael Phelps y Léon Marchand, dos atletas que han impactado a la natación, cada uno a su manera. Phelps, el atleta más ganador en la historia de los Juegos Olímpicos con 28 medallas, le pasa el relevo a Marchand, una leyenda en proceso que tiene la mira puesta en París 2024.

Durante el Campeonato Mundial de Natación 2023 en Fukuoka, Japón, Léon superó el último récord que aún mantenía Michael Phelps, en los 400 metros combinados. En esta entrevista, ambos conversan sobre ese día, sobre los secretos detrás de su precisión, su admiración por el entrenador Bob Bowman y la importancia que tiene OMEGA como cronometrador.

¿Cuándo y cómo se conocieron por primera vez?

Léon Marchand: La primera vez fue en Fukuoka durante el Campeonato Mundial. “Acababa de terminar mis 400 m en la ronda preliminar, antes de la final. Michael estaba en la grada y me llamó. Era la primera vez que hablaba con él y me dijo “ve y consíguelo esta noche”. Estaba emocionado por mí. Me sentí muy bien. Acababa de conocer a una leyenda y estaba listo.

Michael Phelps: Le dije “Hazlo esta noche”. Habíamos intercambiado mensajes en Instagram en los meses previos. Incluso había asistido a algunos eventos en ASU, donde entrenaba Léon, pero no nos habíamos encontrado. La primera vez que hablamos en realidad fue en Fukuoka, aunque obviamente había escuchado sobre lo que estaba haciendo gracias a Bob Bowman. El entrenador es como el abuelo de mis hijos y un padre para mí, así que sabía lo que Léon estaba experimentando con base en su entrenamiento. Simplemente le dije “Ve lo que puedes hacer. Los récords están ahí para romperse”. Este era el chico que rompería mi récord, no había ninguna duda.

Este era el chico que rompería mi récord, no había ninguna duda.

Ahora sabemos que, en efecto, Léon rompió el récord de Michael. Cuéntennos sobre sus emociones durante ese momento.

MP: Para ser honesto, intentaba preservarlo por 20 años. Al final lo logré. Puedo decir que tuve el récord mundial que duró más tiempo. Eso es algo genial. Pero cuando vi a Léon, tan pronto como dio la vuelta para los últimos 100 m y tenía todo un cuerpo por delante del ritmo del récord, sabía que lo haría. Como había dicho antes, sabía que sería roto, sólo no sabía cuándo.

LM: Había visto el video del récord de Michael muchas veces. Sabía que se trataba de una carrera increíble y soñaba con un día acercarme a eso. Recuerdo cuando toqué la pared. Sabía que lo había roto porque me sentía muy bien. Todo el mundo estaba vitoreando, así que pensé “Ya está. Creo que lo hice”. Me tomé un momento para voltear y ver el tablero de posiciones OMEGA. No podía creerlo. Recuerdo sentirme muy presente en ese momento.

MP: Ese era mi último récord mundial que permanecía vigente, pero se queda en la familia con Bob y Léon. No podría haber ido a una mejor persona.

¿Cuando están a mitad de una carrera y van a romper un récord pueden sentirlo?

MP: Sí, es el sonido. En cada uno de mis récords mundiales, el sonido era distinto. No sé si es la energía, pero se siente diferente. Siempre escucho los chiflidos en diferentes tonos, es casi como si estuvieras en la matrix en ese momento. Te preparaste para ello, todo está saliendo bien y piensas “sáquenme de la jaula y déjenme competir”.

LM: Sí, absolutamente. En mi caso, todo estaba en silencio hasta que llegué a los 200 m. Supongo que llevaba buen ritmo porque las personas empezaron a alentar y definitivamente puedes escucharlo cuando nadas pecho. En este estilo, tu cabeza sale del agua. El público japonés estaba apoyándome y se sintió como un momento épico.

Recuerdo sentirme muy presente en ese momento.

¿Qué se dijeron el uno al otro después de esa carrera?

LM: Justo antes del podio, lo primero que me dijo Michael fue “sí, puedes ir más rápido que eso”. Simplemente hablar con él fue muy emocionante. Me deseó buena suerte para los siguientes eventos, porque ese era el primero de la competencia.

MP: Es un récord genial, ¿no? Fue una carrera increíble. Si haces el trabajo, obtendrás los resultados y Léon es el ejemplo perfecto. Si quiere llegar aún más lejos, estoy seguro de que sabe lo que tiene que hacer. No me canso de decirlo: está en muy buenas manos con Bob. Él es un psicópata en lo que se refiere a los detalles (ríe), pero lo digo de la forma más amable, cariñosa y positiva.

¿Cuáles son esos detalles? ¿Cuál es el secreto para obtener una ventaja de una fracción de segundo?

LM: Hace unos años vi un documental sobre Michael y Bob. Mostraba lo bueno que era Michael para desplazarse debajo del agua. Él explicaba cómo puedes escapar de las olas y la superficie en todo momento, sólo ve más profundo. En ese momento, ya me sentía muy cómodo en el agua, pero eso no me estaba funcionando. Así que hace tres o cuatro años, empecé a practicar esto todos los días en cada vuelta. Eventualmente, esto se convirtió en diferencias de fracciones de segundo.

MP: Estoy de acuerdo con lo que Léon acaba de decir. Cada día, Bob nos da ciertos retos que nos preparan para el momento en que competimos bajo las luces, las situaciones de mayor presión. Es por eso que Léon y yo hemos sido capaces de destacar sobre el resto. Bob nos ha hecho enfrentar cada posible situación. De esta forma, cuando hay un evento que depende de un margen estrecho, puedes estar seguro de que uno de nosotros será quien gane. Se debe a la repetición que haces cada día.

LM: Creo que con Bob el entrenamiento es mucho más duro que la carrera. Pasamos mucho dolor, pero cuando llega el evento es más fácil ganar.

MP: Todos los días veo una foto que está en mi escritorio. Es una victoria por una centésima de segundo, el margen más pequeño. La razón por la que gané es que en ese momento sabía que si hacía una brazada completa perdería el impulso. Eso sólo puede provenir de la conciencia que tenemos y que obtenemos todos los días en el entrenamiento.

Lo primero que me dijo Michael fue ‘sí, puedes ir más rápido que eso’.

¿Así que es cierto que la práctica hace al maestro?

MP: Cuando tienes un ambiente para entrenar como el que tiene Léon y como el que tuve yo, están ahí los mejores nadadores en todos los estilos. Léon es el poseedor del récord mundial en los 400 combinados, pero está entrenando contra los mejores tres o cinco del mundo en estilo libre, dorso, pecho y mariposa. Todos quieren ganar una medalla de oro, así que puedes competir con los mejores del mundo cada día. Cuanto más lo haces, más confianza ganas. Cuando estás parado en los bloques de salida, piensas “voy a hacer pedazos a ese tipo”.

LM: Exacto. Tengo un muy buen equipo, es un gran grupo para entrenar. Usualmente me siento confiado por el trabajo que he hecho. Eso nos facilita las cosas.

¿Ven muchas similitudes entre ustedes?

LM: Definitivamente tenemos similitudes. Ambos trabajamos muy duro. Nos gusta empujar los límites del deporte y somos buenos para rendir bajo presión. Es por eso que podemos competir en muchos eventos distintos.

MP: Ambos somos muy dedicados y trabajadores. Hacemos el trabajo para poder tener las oportunidades. Eso lo puedo notar al ver lo que hace en el entrenamiento. En mi caso, yo quería tener esa oportunidad y aprovecharla tanto como fuera posible. Veo eso también en Léon. Lleva el trabajo bajo el agua a otro nivel. Ian Thorpe inventó eso, luego Ryan Lochte y yo lo perfeccionamos. Ahora, Léon lo está elevando de nuevo.

Ambos han contado con el cronometraje de OMEGA a lo largo de sus carreras. ¿Qué significan esa precisión y confiabilidad para los atletas?

LM: No creo que podría competir en un deporte donde sea juzgado por una persona. Creo que es increíble tener un cronometraje tan preciso porque eliminas cualquier injusticia. Podemos simplemente aceptar las victorias. Los resultados no mienten, esos son los números. En verdad creo que esto ayuda a que el deporte en general sea mejor y más rápido.

MP: Sobre esa foto en la que le gano a Cavic por una centésima de segundo, pudieron llegar hasta una milésima de segundo sólo para probar el resultado. Es el mejor cronometraje del planeta. Gané cada una de mis medallas olímpicas con cronometraje de OMEGA. Supongo que soy muy parcial, pero son los mejores. Entre los años 2000 y 2020 pudimos ver muchos avances que beneficiaron al deporte. Hay sistemas increíbles para monitorear el tiempo, así como los bloques de salida. Estos pequeños detalles ayudan a llevar el deporte a un nuevo nivel.

Gané cada una de mis medallas olímpicas con cronometraje de OMEGA.

Una innovación reciente de OMEGA es el monitoreo de datos en tiempo real, tales como el número de brazadas, la posición e incluso aceleración. ¿Creen que esta información ayude a los entrenadores y atletas?

LM: Creo que los datos pueden ayudarnos a mejorar nuestra técnica o movimiento. Todo es cuestión de detalles. Si tenemos esa información, podemos mejorar algunas cosas. La calidad de nuestros entrenamientos será mayor y podremos ir más rápido. Creo que es algo que definitivamente ayuda al deporte. Por ejemplo, estoy trabajando en mantener mi velocidad bajo el agua. Datos como esos pueden ayudarme a saber dónde puedo mejorar mi brazada y mantener esa velocidad durante toda la carrera.

MP: Es algo que muestra dónde están nuestras deficiencias. Como dice Léon, cuando ves la aceleración, por ejemplo, puedes utilizar eso para ver los detalles. Puedes ver el control de la brazada, la distancia y otros puntos muy finos. Me apasionan esas cosas. Cuanto más conocimiento tenga y cuanta más información, mejor podré usar eso a mi favor. Es algo verdaderamente revolucionario. Desde la perspectiva de la transmisión del evento, si veo que alguien está bajando el ritmo, y alguien más anuncia que va a ganar, eso es algo que puede verse fácilmente con la data. Son pequeños detalles que el público no ve.

¿Tienen un reloj favorito de OMEGA?

LM: A mí me gusta mucho el nuevo Speedmaster Chronoscope, el que fue creado para París 2024.

MP: Es una cosa espectacular. Tan pronto como apareció en línea, comencé a hacer screenshots y lo añadí a mi lista de deseos. Soy fanático de los Speedmasters y me encantan las cosas en oro u Oro Sedna. Tengo el CK 2998. Es una edición limitada y tiene el nombre de mi hijo grabado en la parte posterior. Además, no puedo olvidarme de mi favorito de todos los tiempos, mi propio Planet Ocean. Cuando era niño, nunca pensé que un día tendría un reloj con mi nombre.

LM: Creo que los que más me gustan son los Speedmasters. Estoy usando el Speedmaster Moonwatch ahora mismo y me encanta.

Léon, ¿hay alguna prueba en particular de Michael que sea la que más te inspira?

LM: Sí, los 200 m mariposa en la final de los Juegos Olímpicos de 2008. Ganó esa prueba a pesar de que sus goggles estaban llenos de agua. Eso es como tener los ojos vendados, es una pesadilla. No quisiera estar en esa posición. No podías ver nada, ¿o sí?

MP: Nada después de los primeros 25.

LM: Eso es una locura, pero a él no le importó. No se rindió. Me pareció impresionante lo preparado que estaba mentalmente, la intensidad con la que quería ganar. Eso me inspiró mucho.

MP: Estaba muy enojado por eso. Probablemente podría haber hecho 1:50 ese día. Eso fue lo que más me molestó.

Eso es como tener los ojos vendados, es una pesadilla. No quisiera estar en esa posición.

Michael, ¿qué es lo que más te impresiona de Léon?

MP: Sus 400 m combinados son espectaculares, pero obviamente es increíble nadando pecho. También tiene un muy buen 200 m mariposa. No es bueno únicamente en una cosa. Creo que será divertido ver si decide probar con más cosas y llegar al siguiente nivel. Creo que Léon es especial. No hay muchos nadadores que puedan hacer lo que él hace. Como fanático del deporte es muy divertido verlo.

Ahora vienen los Juegos de 2024 en su país natal. Fuera del deporte, ¿qué deberían hacer los visitantes en la ciudad sede?

LM: No vivo en París, pero sí he recibido buenos consejos de amigos que están ahí. Quizá cenar con una vista del Louvre. O probar algunos pasteles de Cedric Grolet. Tiene un perfil de Instagram genial y lo que hace es hermoso. Luego, puedes ver el atardecer desde los techos parisinos o pasar la noche en el hotel Molitor. La alberca que tienen ahí es una locura. ¿Has estado ahí Michael?

MP: Sí, es la que está cerca de Roland Garros, ¿cierto? He tenido grandes experiencias en París. Mi esposa y yo pasamos un tiempo allá. Fuimos a cenar varias veces frente a la torre Eiffel. Hemos ido al Louvre también. De hecho, hemos visitado casi todos los museos. Creo que lo mejor de los Juegos Olímpicos es poder disfrutar cada cultura.

No hay muchos nadadores que puedan hacer lo que él hace.

Una pregunta final para ambos. Probablemente estarían muy cerca del otro en natación, pero ¿en qué deporte creen que podrían vencerse mutuamente?

LM: Soy muy malo para los deportes que se practican en tierra.

MP: Entonces tengo la ventaja en el golf.

LM: Sí, definitivamente. Quizá futbolito. ¿Lo has jugado?

MP: Soy terrible.

LM: Mi papá es muy bueno. Seguramente podría enseñarme. Esa es mi elección (ríe).

¿Ya te suscribiste al Newsletter de Men’s Health México y Latinoamérica? Haz click aquí y recibe las mejores rutinas, consejos para bajar de peso, recomendaciones de salud y todo el contenido que necesitas para ser la mejor versión de ti.

Dale potencia tu bandeja de entrada

Regístrate para obtener entrenamientos para desarrollar músculos, consejos de expertos para perder peso y planes de comidas nutritivas, enviados a tu correo electrónico cada semana.